CURSO de ESPECIALIZACIÓN ONLINE en Productividad con procesos automatizados en la construcción
Plataforma CONSTRUCTIVO Publicidad

Ladrillos, chapas y tablones a partir de plásticos reciclados

EXPOCONSTRUCTIVO Publicidad

Publicado hace 5 meses

Ladrillos, chapas y tablones a partir de plásticos reciclados
Una cooperativa desarrolla materiales de construcción a partir de la transformación de los reciclables que recupera.

La cooperativa de Pinamar Reciclando Conciencia trabaja en el desarrollo de materiales a partir de un centenar de puntos de recolección diferenciada. La venta de esos productos les permite financiar otros proyectos.

El primer emprendimiento consistió en la producción de placas de plástico reciclado, de diferentes colores y texturas, para realizar mesas, sillas, macetas, buzones, cuchas y cestos de residuos. La Asociación de Hoteles y Turismo de Cariló le compró a la cooperativa cien cestos para que 15 de sus hoteles comiencen con la actividad de separación de residuos.

Luego fueron por más y avanzaron en el desarrollo de bloques de cemento con el agregado de telgopor reciclado. Lo lograron con el asesoramiento del Centro Experimental de la Producción de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la UBA. El bloque tiene 14 x 20 x 41 cm y pesa un 40% menos que un ladrillo común. Fue utilizado para remodelar el galpón que ocupa la cooperativa.

Con esta iniciativa les permite recuperar entre 4.000 y 6.000 kilos de reciclables por día. Cantidad que se duplica en la temporada de verano. Los materiales más abundantes son papel y botellas PET. Sin embargo, se imponen la responsabilidad de dar destino a todos los materiales que recolectan.

Ahora, suman la producción de tablas de madera plástica: “Están realizadas con plástico 100 % de desechos post consumo, siendo un producto que permite completar la cadena de valor, ya que la misma cooperativa, en Pinamar, es la que lleva a cabo la recolección y separado del plástico que luego se aplica a la producción de las tablas”, explican los responsables de la cooperativa.

El material, aseguran, tiene la resistencia suficiente para su empleo en el exterior. “Es resistente a la corrosión, agua, frío, calor y al contacto con cualquier tipo de suelo. No requiere ninguna clase de mantenimiento, no necesita barniz ya que no se reseca ni se pudre”, detallan.

Al reutilizar los desechos, se disminuye el material que se traslada a basurales a cielo abierto. “Tanto las tablas, como el eco bloque, el adoquín y las placas, son productos reciclados para realizar proyectos de construcción sustentable, siempre tomando en cuenta el cuidado ambiental y también los aspectos sociales que tienen que ver con la historia o huella de cada producto”, señala Carlos Méndez, presidente de Reciclando Conciencia. Desde la cooperativa, aseguran que las tablas ya se están utilizando en los balnearios que se preparan para la temporada. Por ejemplo, para la construcción de stands, casas, composteras, decks, mesas, escaleras, pérgolas y revestimientos.

Las chapas acanaladas realizadas con el aluminio del Tetra brik también les permite dar trazabilidad a esos envases.

Actualmente, la cooperativa avanza en el desarrollo de un adoquín a partir de polietileno reciclado y escombros. Este proyecto fue seleccionado en INNOVAR 2019 entre más de 3000 propuestas.Además, quedó en el puesto 30 en la categoría Tratamientos de residuos en los premios Latinoamérica Verde, donde se presentaron 7712 proyectos.

Fuente: Clarín

También te puede Interesar

Suscríbete al Boletín de Noticias
¿Deseas recibir Información para suscripción a la Revista Constructivo?