World of Concrete 2019 Publicidad

La nueva cara del concreto gracias a los pigmentos líquidos

Publicado hace 2 semanas

La nueva cara del concreto gracias a los pigmentos líquidos
Para desligar la idea de concreto como un elemento gris e inexpresivo: es el color la más destacada de todas.

Desde hace muchos años, la expresividad del concrto ha sido un factor clave a la hora de mejorar su estética e imagen. Diferentes soluciones se han aportado para desligar la idea de concreto como un elemento gris e inexpresivo: es el color la más destacada de todas. Así, el uso de pigmentos para concreto en masa es práctica habitual en plantas de concreto, prefabricado y obra.

Los pigmentos utilizados para colorear hormigón deben ser inorgánicos, inertes en medio alcalino, no alterables a la luz y la intemperie y con alto poder de pigmentación. Se pueden presentar en forma de polvo, granulado, compactado o líquido.

Los pigmentos líquidos son muy estables gracias a que su dispersión en agua se realiza mediante aditivos especiales que reducen su posibilidad de sedimentación y aumentan su tiempo de almacenamiento. Cumplen todos los requisitos físico-químicos antes descritos para cualquier pigmento y adicionalmente presenta mejoras significativas sobre otros formatos como el polvo. Las principales ventajas son: dosificación sencilla (como cualquier otro líquido), limpieza extrema en la manipulación sin polvo en planta u obra, fácil mezclado y dispersión en la masa de hormigón, ahorro en mano de obra y menores problemas de uniformidad de color.

Se recomienda que la dosificación habitual debe ser entre 2% y 6% sobre peso de cemento

El diseño de un concreto debe hacerse únicamente en función de los requerimientos para los que se ha diseñado (consistencia, resistencia a compresión,…) ya que el uso de pigmentos no influye de manera significativa en esas propiedades. Por el contrario, las características del concreto y sus variaciones, si influyen en la intensidad y uniformidad del color deseado.

Factores como la cantidad y tipo de cemento, relación agua/cemento, la consistencia del hormigón y la dosificación de pigmento condicionan la intensidad y luminosidad del color:

-Tipo y cantidad de cemento: A igual proporción de pigmento, con cementos blancos o con los cementos grises más claros, la intensidad del color es sensiblemente mayor que con un cemento gris oscuro.

-Relación agua/cemento: La cantidad de agua influye en la luminosidad. A menor cantidad de agua (menor relación agua/cemento) menor luminosidad.

-A mayor dosificación de pigmento y en general a mayor consistencia del concreto, mayor intensidad de color. La reproducibilidad de los factores anteriores en las diferentes amasadas de concreto, así como similares tiempo de amasado y cuidado en la ejecución en obra (operarios encargados del vertido, estado de los diferentes encofrados,…) son primordiales para la consecución de concretos pigmentados con acabados uniformes.

Fuente: Concretonline

También te puede Interesar

Suscríbete al Boletín de Noticias
¿Deseas recibir Información para suscripción a la Revista Constructivo?