Plataforma CONSTRUCTIVO Publicidad

El próximo Megasismo 8.8: efectos y proteger la vida de personas y operatividad de la ciudad

Publicado hace 2 semanas

El próximo Megasismo 8.8: efectos y proteger la vida de personas y operatividad de la ciudad
Es evidente e ineludible la ocurrencia de un megasismo de magnitud 8.8 o mayor frente a la costa de Lima y Callao, que en reiteradas oportunidades y de manera pública y oficial ha venido señalando el Instituto Geofísico del Perú en base a la cantidad de energía acumulada en las asperezas en el contacto entre las placas Nazca y Continental americana. El siguiente es un artículo realizado por el Ing. Raúl Delgado Sayán.

Es evidente e ineludible la ocurrencia de un megasismo de magnitud 8.8 o mayor frente a la costa de Lima y Callao, que en reiteradas oportunidades y de manera pública y oficial ha venido señalando el Instituto Geofísico del Perú en base a la cantidad de energía acumulada en las asperezas en el contacto entre las placas Nazca y Continental americana, que no ha podido ser liberada en esa magnitud desde el gran sismo ocurrido el 28 de octubre de 1746 (hace 275 años).

Esto mismo ha sido incluido en el pedido de confianza del Gabinete ante el Congreso el 26 de agosto 2021, al expresar: “Las entidades vinculadas a la gestión del riesgo de desastres advierten que en cualquier momento puede ocurrir un sismo de gran magnitud en el país, y más concretamente en la costa; y las consecuencias serían devastadoras” (sic). El escenario sísmico y de un tsunami esperado, según el IGP sería de magnitud 8.8 Mw, a una profundidad de 35 km y además muy probablemente vendría acompañado (al igual que el sismo de 1746) de un tsunami que tendría una ola de alrededor de 15 m y un tiempo de arribo entre 15 – 20 minutos a la costa.

Qué significa un sismo magnitud 8.8?

Un sismo 8.8 significa, en energía liberada irradiada por ondas sísmicas, en términos de medidas entendibles equivaldría a 239 millones de Tns de TNT o 15,949 Bombas de Hiroshima (BdH), y en el caso que este sismo llegara a ser 9.0, que es lo que ocurrió en el sismo de 1746, esta cifra prácticamente se duplicaría a 477 millones de Tns de TNT y 31,822.40 de BdH.

Como referencia, un sismo de 8.8 sería 16,000 veces más potente que el sismo magnitud 6 que ocurrió el 24.06.2021 en la ciudad de Lima y 8 veces más potente que el sismo 8.2 ocurrido en Alaska el reciente 28.07.2021.

Los daños ocurridos por un fenómeno natural de esta magnitud tienen que ver directamente con 5 factores:

  • Magnitud de la energía liberada
  • Profundidad de esta liberación de energía (hipocentro)
  • Duración del sismo
  • Características de los suelos (menor en suelos rocosos y mayor en suelos blandos)
  • Número de réplicas asociadas al sismo principal por la magnitud de la liberación de energía antes explicada que puedan ocurrir involucrando asperezas y zona de ruptura el orden de 450 km o más, con lo cual se originará duraciones de entre 1.5 a 2 minutos

Tomando como referencia el sismo de Maule (Chile) de 8.8 del 27.02.2010, ocurrieron alrededor de 100 réplicas en las 24 horas siguientes y alrededor de 203 réplicas en la primera semana que superaban la magnitud de 4.9, siendo la más fuerte a las 2 horas del sismo con una magnitud de 6.9.

Muchos de los daños ocurrirán sobre estructuras de edificaciones y servicios básicos ya debilitadas y sus efectos pueden ser muy perjudiciales e incluso quedar fuertemente deterioradas o colapsar con un sismo posterior menor al principal.

Principales daños que causaría un sismo de esa magnitud

Un estudio de riesgo realizado por la Universidad de Cambridge a través de Judge Business School por encargo de la reaseguradora Lloyds de Londres en un horizonte 2015-2025, concluye que para el sistema reasegurador  mundial  Lima es calificada como la ciudad No. 1 de mayor riesgo sísmico del mundo con una pérdida probable material de US$ 36,000 millones, sin considerar los efectos de un probable tsunami, antecediendo a otras ciudades como: Tehran, Istanbul, Taipei, Tianjin, Tokyo, Los Angeles, Izmir, Manila y Almaty, que completan el ranking de las 10 principales ciudades de riesgo sísmico.

Lógicamente, estas enormes cifras de pérdidas materiales tendrán un impacto muy severo no solo en la recuperación patrimonial inmediata, sino en la capacidad de recuperación de la normatividad económica y social, así como de varios servicios básicos que colapsarán o quedarán muy dañados y ciertamente con un correlato fuerte en pérdidas lamentables de vidas humanas, sobre todo en zonas donde se asientan las poblaciones de mayor riesgo.

La importancia del conjunto urbano Lima y Callao para la vida y sostenibilidad del Perú

La importancia del conjunto urbano de Lima y Callao es primordial para la sostenibilidad del Perú y el impacto en la vida de un gran porcentaje de su población.  Lima y Callao constituyen el centro urbano No. 34 entre centros poblados en el mundo; 11 en densidad poblacional y significan cerca del 50% del PBI total del Perú y 32% de la PEA.  Asimismo, formalmente significan alrededor del 87% de la recaudación nacional (ingresos ordinarios + otros ingresos), aunque es cierto que el aporte económico de otras regiones que tienen domicilio fiscal en Lima y tributan allí, aunque esos tributos conforman ingresos para las Regiones por concepto de Canon.  Lima y Callao son sin lugar a duda el principal motor y centro laboral de producción y de consumo del país, por consiguiente, es de máxima importancia para el Perú el que este conjunto urbano tome las medidas de prevención necesarias para mitigar las pérdidas de vidas y daños operacionales en servicios básicos y de producción.

Daños más específicos sectoriales que causaría este sismo de gran magnitud

Según datos proporcionados por el informe del CENEPRED (Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres), basados en registros de simulacros sísmicos para Lima y Callao, este sismo ocasionaría grandes daños a la población, estimándose 200,000 fallecidos y 2’000,000 de heridos. En cuanto a daños en viviendas, Lima tendría 350,000 colapsadas y 625,000 inhabilitadas. 

La capacidad de atención a la población se vería muy afectadas puesto que en cuanto a Centros Hospitalarios el 87% se encuentra en Riesgo Muy Alto.  Un panorama muy parecido ocurre en las Escuelas con un 92% en Riesgo Muy Alto y 4% en Riesgo Alto. 

En cuanto a servicios básicos para la población el CENEPRED informa que la Planta 1 de la Atarjea quedaría muy dañada y fuera de servicio, con lo cual quedaría solo operativa la Planta 2, y se perdería casi el 50% de la capacidad operativa.  Es muy probable que se pierda operativamente el 75% de los pozos; el 70% de las Estaciones de Bombeo; 25% de Reservorios secundarios y daños muy fuertes en todas las Redes tanto Primarias como Secundarias, lo cual se puede advertir tomando en cuenta el muy fuerte sacudimiento de la tierra, como el que se muestra en la Figura 2 para un sismo de menor magnitud como el reciente de Alaska (28.07.2021), y teniendo en cuenta que solo en Lima las redes de agua y alcantarillado, que llegan a 30,000 kms de tuberías, muchas de ellas de gran antigüedad que superan los 70 años y son de materiales rígidos que no se acomodan a sacudimientos y desplazamientos de gran magnitud. 

Hace muy pocos días hemos visto el enorme caos generado como consecuencia de la falla de un colector en San Juan de Lurigancho.  No es muy difícil de imaginar las fallas similares que ocasionaría un megasismo de la magnitud esperada en tan extensa red de tuberías que afectaría no solo a un distrito sino a toda la ciudad.

En el caso de PTAR –Planta de Aguas Servidas- es muy posible que un tsunami ocasione daños importantes en la Planta de Tratamiento de La Chira y la de Taboada que juntas tratan el 80% de aguas servidas de la ciudad.

En cuanto a otros servicios básicos de la ciudad, las normas técnicas de diseño sismo resistente del Reglamento Nacional de Edificaciones (RNE) señalan que constituyen Edificaciones Esenciales que deben seguir operando tan pronto ocurra un sismo los siguientes:

  • Establecimientos del sector salud (Públicos y privados)
  • Edificaciones esenciales para el manejo de las emergencias y el funcionamiento del gobierno
  • Puertos, aeropuertos, estaciones ferroviarias de pasajeros, sistemas masivos de transporte, locales municipales, centrales de comunicaciones
  • Estaciones de bomberos, cuarteles de las Fuerzas Armadas y Policía
  • Instalaciones de generación y transformación de electricidad, reservorios y plantas de tratamiento de agua.
  • Instituciones educativas, institutos superiores tecnológicos y universidades
  • Edificaciones cuyo colapso puede representar un riesgo adicional, como por ejemplo grandes hornos, fábricas y depósitos de materiales inflamables o tóxicos
  • Edificaciones que almacenen archivos e información esencial del Estado

Otros sectores de servicios básicos de la ciudad fuertemente afectados

Sistema de Transporte Urbano:

En conjunto Lima y Callao tienen alrededor de 20 millones viajes/día, de los cuales 16.3 millones se producen por vehículos de transporte público y 3.7 millones en vehículos particulares.  El transporte motorizado es entonces fundamental para las operaciones de la ciudad.  El escenario de riesgo por sismo y tsunami para Lima y Callao realizado por CENEPRED en diciembre 2020, ha considerado como de “riesgo muy alto” aquellas vías en las cuales se registran aceleraciones sísmicas de 500 a 1100 cm/s2 y de “riesgo alto” cuando este valor sea entre 300 a 500 cm/s2 (aceleración de la gravedad es 980 cm/seg2)

Con relación a lo antes dicho y en referencia a la Líneas de la Red del Metro de Lima, estas deben cumplir obligatoriamente con las normas de diseño sísmico E-030 del RNE, las cuales han sido respetadas para el caso de la Línea 1 del Metro de Lima.  Es fundamental que el Estado Peruano prevalezca en exigir también que se cumpla esta norma en el caso de la Línea 2 del Metro en actual construcción y no permita la aplicación de la norma europea que rebaje a una categoría inferior la capacidad resistente, lo cual no se permite en ninguna reglamentación de países sísmicos semejantes al caso peruano.  La Línea 2 del Metro se estima que sea utilizada por cerca de 1 millón de personas por día.  Las Líneas de la Red del Metro al ser transporte masivo no sujeto a daños en la superficie, nunca deben colapsar o estar fuera de servicio y por tanto deben ser diseñadas con las más grandes exigencias.

En cuanto a vías de acceso a la ciudad de Lima, la Carretera Panamericana Norte no debe tener problemas serios, a excepción del tramo que se ubica a lo largo del distrito de Ancón (antigua Panamericana Norte) que podría ser afectada por activación con derrumbes; así como la Carretera Central, que en gran parte de su trazo se ubica cerca de las zonas de alta susceptibilidad a movimientos en masa y que pueden ser bloqueadas por caídas de rocas por la ocurrencia del gran sismo.  La carretera Panamericana Sur no tiene mayores problemas con relación al sismo, aunque sí tendría que soportar efectos negativos frente a un problema de tsunami en los distritos de Villa El Salvador, Lurín y Pachacamac.

En el Callao habría situaciones de riesgo en la carretera Néstor Gambeta que cruza Ventanilla, ya que se encuentra sobre áreas de arenamiento.

Para Lima Norte, hay unos tramos de la Carretera Túpac Amaru que podrían ser afectados por procesos de desprendimientos en el distrito de Carabayllo.  Para Lima Centro, la vía más afectada sería el circuito de playas de la Costanera debido a los procesos de derrumbes masivos y probables caídas de edificaciones que ocurrirían a lo largo de los acantilados de la Costa Verde.

En cuanto al tráfico de la ciudad y para preservar el flujo de transportes, es importante fijar la atención en 45 puntos críticos identificados de tráfico caótico ubicados a lo largo de 12 distritos que tienen cruces ya identificados de muy alto tráfico, siendo estos: Surco (6), Chorrillo (5), Surquillo (2), San Isidro (6), Magdalena (2), Cercado de Lima (13), San Martín de Porres (5), Puente Piedra (1), Independencia (1), El Agustino (2), Santa Anita (1), La Victoria (1).

Lima es la tercera ciudad con más tráfico en el mundo, solo superada por Mumbai en la India y Bogotá en Colombia (Estudio elaborado por la empresa holandesa Tomtom). Se señala también que el tráfico normal actual origina un 58% de tiempo extra de viaje en promedio, siendo que en la hora punta matutina llega a ser 88% y en la hora pico de la tarde y noche de 104%.

Esta situación extrema de congestión ocurre en condiciones normales y ello se convertiría en extremadamente caótico luego que un megasismo como el descrito, en el cual se prevé que puedan ocurrir bloqueos de muy alta congestión, particularmente en vías expresas de la ciudad donde colapsarían puentes y viaductos que las inutilizaran; así como escombros de edificaciones que pudieran colapsar por no haber sido construidas correctamente y no haber cumplido con las normas, con lo cual estas vías pueden estar bloqueadas por  tiempo indefinido.

Suministro de electricidad y gas

En el caso de electricidad, las redes domiciliarias de baja tensión son altamente vulnerables, sobre todo en Asentamientos Humanos debido a que en algunos casos los cables han sido colocados sin asesoría técnica y no están recubiertos y unen varias viviendas (algunas   construidas de material inflamable).

ay que tener en cuenta en cuanto a líneas vitales de energía, que hay gran cantidad de cables enmarañados que pueden ser afectados por el derrumbe de edificaciones que podrían hacer caer los cables, así como la posibilidad de que las subestaciones de reducción de media a baja tensión puedan sufrir daños en su equipamiento en caso que la aceleración del sismo y subestaciones de transmisión  supere aceleraciones horizontales de 0.5 g y verticales  de 0.3 g o una frecuencia de oscilación de 10 Hz, ya que estos valores superan las tolerancias normales de los fabricantes de estos equipos.  En relación a las redes de gas natural, debemos señalar que aun siendo relativamente modernas, se debe cuidar zonas donde haya otros riesgos que la puedan afectar directamente.

En cuanto a sistemas de comunicación, ya sea de telefonía, televisión e internet, estos pudieran verse afectados por la caída de torres de su sistema o por el corte de suministro eléctrico o por una saturación motivada por el fenómeno mismo. Es fundamental diseñar la suficiente redundancia en el sistema de comunicaciones y entre ellos del internet, porque éste resulta fundamental para atender la logística de otros sectores básicos y para comunicarse en emergencia.  El internet resulta vital para todas las transacciones del sistema financiero ya que además la población debe contar con efectivo para poder hacer sus transacciones comerciales y cubrir su alimentación y necesidades básicas en momentos muy críticos.

Fuente: RDS

También te puede Interesar

Suscríbete al Boletín de Noticias
¿Deseas recibir Información para suscripción a la Revista Constructivo?