hidromec Publicidad

Obras en Arequipa avanzan a paso de tortuga

Publicado hace 3 meses

Obras en Arequipa avanzan a paso de tortuga
Sin avance. Municipio Provincial y Gobierno Regional no pueden culminar proyectos viales que prometen acelerar el transporte en la ciudad. Hoy hacen todo lo contrario.

Cinco proyectos de inversión pública que se ejecutan desde  2016 aún no concluyen. Fueron abandonados o aumentaron su presupuesto. Todas son obras viales que prometen agilizar el transporte en la ciudad. Sin embargo, hoy hacen todo lo contrario. El tráfico se ha convertido en el pan de cada día.

 

 

Elvis Jump Gómez, especialista y consultor en transporte, explica que estos proyectos no se ajustan al futuro de Arequipa. Más bien, dice, se está gastando el dinero en vano. Pide que se empiecen a trazar proyectos que de verdad ayuden a descongestionar el tráfico de los próximos 20 años.

 

 

Las obras viales retrasadas aumentaron el tiempo de tránsito en la ciudad. Si antes viajar desde el Cono Norte hasta el centro demoraba 45 minutos, ahora demanda 30 minutos más en hora punta. Lo mismo pasa cuando se va hacia los distritos de José Luis Bustamante y Rivero o Socabaya.

 

 

Dolor de cabeza

 

 

Las obras que avanzan a paso de tortuga son ejecutadas por el municipio provincial de Arequipa, el Gobierno Regional y de manera conjunta entre los municipios de Bustamante y Socabaya. 

 

 

Tres de los seis proyectos están en manos de la comuna provincial. Se trata del intercambio de las avenidas Salud con Dolores, el adoquinado de la avenida Estados Unidos y el mejoramiento del barrio de La Recoleta. 

 

 

El más antiguo y el que más dolores de cabeza ha dado al alcalde de Arequipa, Alfredo Zegarra Tejada, es el intercambio de la Salud. Este proyecto, cuyo costo es S/ 28 millones, empezó en noviembre de 2016 y debió culminar en 240 días. Es decir, la quincena de julio de 2017. 

 

 

Sin embargo, la obra se prolongó hasta setiembre. El mismo Zegarra prometió que se entregaría a fin de ese mes. Pero llegado el día, la obra no fue inaugurada. Antes debía superar 50 observaciones. La principal era el ángulo de subida del baipás. Este era muy empinado y podría provocar accidentes.

 

 

El levantamiento de las observaciones le tomó otros 6 meses al Consorcio Vial AQP, empresa encargada de la obra. Pero no fue así, por el contrario, el 02 de marzo de este año se conoció otras 38 observaciones.

 

 

Fredy Cahui, gerente municipal de Arequipa, indicó que ante las observaciones, la comuna concilió con la empresa. El municipio asumirá el costo de parte de las reparaciones.

 

 

El problema es que, a pesar de los retrasos, la sanción contra la empresa no pasó por la cabeza de los funcionarios municipales. Cahui indicó que al contrario, el municipio gana con la conciliación.

 

 

Otra de las obras retrasadas de la gestión de Zegarra es el mejoramiento del barrio de La Recoleta. Tiene un retardo de  más de un mes. Asimismo, este proyecto ha elevado sus costos de S/ 5.4 millones a S/ 9 millones, según registro de Infobras de Contraloría.

 

 

Los trabajos en La Recoleta fueron concesionados en mayo de 2017, pero iniciaron dos meses después. Según el cronograma de obra, esta debió culminar en enero de 2018, pero a la fecha sigue. 

 

 

Sobre ello, el gerente Fredy Cahui indicó que este retraso se debió a que Sedapar se puso a cambiar el sistema de desagüe y alcantarillado.

 

 

Otra de las obras que es un dolor de cabeza para la población y los transportistas es el adoquinado de la avenida Estados Unidos en el tramo Dolores - Óvalo Cementerio de la Apacheta en Bustamante y Rivero. El cierre parcial de esta vía ha provocado que los vehículos usen vías alternas que al final los llevan a otra zona caótica para el transporte, el Óvalo de los Bomberos, donde el municipio inició obras de un intercambio vial. 

 

 

Para el gerente del Instituto Vial de la Municipalidad de Arequipa, Mario Alatrista, la obra no registra retraso. Está dentro de sus plazos y debe concluir a fin de mes.

 

 

Variante en abandono

 

 

Otra de las obras que registra retraso es el Tramo III de la Variante. El proyecto está a cargo del gobierno regional. 

 

 

La licitación del tramo III de la Variante fue entregada en diciembre de 2015 a Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A (ICCGSA)por S/ 92 millones. 

 

 

Los retrasos en este proyecto se dieron desde el inicio. La Región demoró casi un año en comprar los terrenos aledaños a la vía. Recién en setiembre de 2016 las obras empezaron. El plazo era de 16 meses y medio, por lo que las obras debieron finalizar unos días antes de febrero de este año. 

 

 

Sin embargo, ICCGSA abandonó la obra en diciembre de 2017. La empresa estaba vinculada a Odebrecht en el escándalo internacional de corrupción. 

 

 

Recién el 15 de enero de 2018 la retomó por administración directa el Gobierno Regional. El residente de la obra, César López, indicó que el proyecto va viento en popa. ICCGSA dejó la obra en un 77% de avance. López estima que finalizarán los primeros días de junio. Asimismo, la obra costará S/ 118 millones, por la firma de adendas.

 

 

La demora en las obras afecta a más de diez mil vehículos que transitan diariamente por esta zona. Cruzar los 5 kilómetros de la Variante antes demoraba entre 2 y 5 minutos, pero durante 6 meses más deberán hacerlo en 45 minutos.

 

 

Vecinos sin vías

 

 

La misma historia viven los vecinos de la zona de Cerro Salaverry. Allí los municipios de Socabaya y José Luis Bustamante y Rivero, junto al gobierno regional, iniciaron el asfaltado de todo el barrio. El proyecto está valuado en S/ 5.3 millones. Empezó en agosto del 2017 y estaba previsto que culmine los primeros días de enero. 

 

 

Sin embargo, han pasado 2 meses y tampoco terminan. Es más, según el portal de Infobras, la obra está “paralizada”. 

Fuente: La Republica.

También te puede Interesar

Suscríbete al Boletín de Noticias
¿Deseas recibir Información para suscripción a la Revista Constructivo?