World of Concrete 2019 Publicidad

La sostenibilidad digital y su aporte en la construcción

Publicado hace 2 semanas

La sostenibilidad digital y su aporte en la construcción
Los procesos de digitalización nos ayudan a tener en cuenta todos los parámetros necesarios para construir de forma sostenible.

Los modelos digitales en la construcción son una realidad hoy en día. Los despachos de arquitectura, ingeniería, promotoras o constructoras quizás no tengan dicha metodología de trabajo plenamente implementada, pero cualquier técnico es más o menos consciente de la necesidad de formarse en éste aspecto, aunque no lo haya hecho todavía.

Personalmente siempre me refiero a modelo digital, porque aspiro a que dicho modelo pueda darme la máxima información posible, no sólo información geométrica. A menudo pregunto a aquel que se define como gestor de proyectos digitales cuál es la información que es capaz de extraer de su modelo.

¿Cuántas de las siguientes preguntas es capaz de responder tu modelo digital? ¿Sabe responder cuál es su coste? ¿Cuánto durará la obra? o referente a lo que a mí me concierne, los aspectos ambientales, ¿Cuántas emisiones de COemite? ¿Cuántos residuos genera? ¿Cuánta agua consume?

Históricamente, cuando hablábamos de bases de datos en ITeC (Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña) siempre hablábamos en realidad de una base de precios. Resulta que desde el año 2004 esa base de precios contiene, entre otras, información relativa a las emisiones de CO2, energía y residuos. Mencionar que dicha base de datos fue ideada y creada por Xavier Baldrich, Antoni Caballero, Albert Cuchí, Gloria Díez, Albert Sagrera y otros muchos, en un esfuerzo por ambientalizar dicha base de precios y convertirla en una base de datos mucho más completa.

Existían por aquella época otros Softwares y bases de datos de referencia para el cálculo de aspectos ambientales, Humberto, Gabi, Simapro, Ecoinvent, pero ninguna especializada en construcción.

En realidad lo que importaba era el precio y, no nos engañemos, sigue siendo el principal factor de decisión.

Sostenibilidad en la construcción

Por suerte, empieza a no ser el único parámetro importante. A apenas unas semanas de la COP25 la sociedad no sólo está preparada (mucho más que en el 2004), sino que además quiere ser un motor impulsor del cambio. Y eso significa que, en el sector de la construcción, la Sostenibilidad debe ser uno de los criterios de toma de decisión más importante.

Llegados a éste punto, y sabiendo el sobreuso que se le da a la palabra ´Sostenibilidad', me veo en la obligación de citar a Gro Harlem Brundtland, política noruega que desarrolló el concepto de sostenibilidad en su informe de 1987 Nuestro futuro común.

“La sostenibilidad consiste en satisfacer las necesidades de la actual generación sin sacrificar la capacidad de futuras generaciones de satisfacer sus propias necesidades”

En mi opinión es una definición realmente acertada que reconoce que las sociedades no van a renunciar a su necesidad de crecer, de evolucionar, pero demanda la necesidad de añadir nuevos parámetros en la toma de decisiones.

Cuando tratamos de analizar de qué manera podemos construir de forma más Sostenible en demasiadas ocasiones nos fijamos únicamente en el consumo de energía, siendo realmente éste únicamente uno de los muchos parámetros a tener en cuenta. Un ejemplo claro es el caso del agua, que para el caso concreto de nuestro país debería ser uno de los más importantes. En realidad, cualquier parámetro que influya en el crecimiento de las futuras generaciones debería empezar a tenerse en cuenta en dicho cálculo. Y esto significa gestionar muchos datos.

Éste es el punto donde los procesos de digitalización nos ayudan a tener en cuenta todos los parámetros necesarios para construir de forma sostenible, porque no es suficiente trabajar con softwares de modelado, debemos trabajar con bases de datos que contengan dicha información y, con igual importancia, con Softwares que sean capaces de gestionarla.

Y cuando hablamos de ´Sostenibilidad' la localización es de vital importancia, así como las políticas que se impulsen en cada uno de los lugares donde se desarrollen los proyectos. Desde ITeC siempre hemos defendido que nuestra misión es la de suministrar los datos cuantitativos a través de las metodologías de cálculo más reconocidas, la cuantificación de dichos valores, y por tanto las políticas de toma de decisiones deberán tomarlas las entidades públicas o en caso de que éstas no estén por la labor, las tomaran las entidades privadas.

Digitalización de la información

Esas bases de datos creadas por ITeC actualmente adquieren gran valor, y lo que es más importante, el software asociado, el TCQiGMA, es indispensable para poder extraer la máxima información de los parámetros de Sostenibilidad del modelo digital.

Teniendo en cuenta la complejidad existente en el cálculo de las emisiones de CO2 (cuyos valores cambian anualmente) o las necesidades de identificar, por requerimientos de la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público, la fabricación de los materiales, el transporte, la utilización y la adquisición de las materias primas, es necesario que los modelos digitales estén definidos y estructurados de tal manera que puedan dar respuesta a éstos nuevos requerimientos.

Los despachos de arquitectura, gracias a la digitalización de la información, van a poder conocer de primera mano qué efecto tiene cada cambio en el diseño no sólo en lo relacionado con en el consumo de energía, sino también en el consumo de recursos y en cada uno de los parámetros relativos a la sostenibilidad. Conceptos como la acidificación al agua o al suelo, entre otros muchos, aparentemente tan alejados de la concepción Arquitectónica, van a empezar a ser suministrados por los despachos de arquitectura porque realmente tienen responsabilidad sobre ello. Van a ser trasladados a entidades responsables del mantenimiento de la biodiversidad de un país, pero no únicamente por parte del despacho de arquitectura, sino que también lo va a hacer la constructora, el mantenedor, el responsable del derribo y sin un excesivo esfuerzo extra del que actualmente se está realizando para obtener sólo el parámetro económico. Esta digitalización no sólo afecta a los edificios, hablamos de calles, puentes, carreteras, ciudades.

De hecho, no sólo se podrá hacer, sino que ya lo estamos haciendo. Los modelos digitales con los que trabajamos ya “hablan” con entidades públicas para informar, por ejemplo, de la oportunidad de usar de áridos reciclados en una obra, identificando los elementos que contienen árido natural e informando de la posibilidad de sustituirlos por áridos reciclados y en breve lo haremos con todos los materiales, plástico, vidrio, madera, etc…Obviamente es el paso previo a la reducción de uso de recursos y a fomentar la economía circular, donde la construcción tiene mucho camino por hacer.

La propia Ley 9/2017, dice “la información necesaria debe poder ser facilitada con un esfuerzo razonable por parte de las empresas, incluidas aquellas procedentes de Estados signatarios del Acuerdo sobre Contratación Pública de la Organización Mundial de Comercio o de otros Estados signatarios de algún otro Acuerdo Internacional que vincule a España o a la Unión Europea”. Por tanto, no hay otro camino si queremos que el esfuerzo sea razonable y garantizar el éxito, que digitalizar la Sostenibilidad.

Fuente: Interempresas

También te puede Interesar

Suscríbete al Boletín de Noticias
¿Deseas recibir Información para suscripción a la Revista Constructivo?