Curso de ESPECIALIZACIÓN MECÁNICA de SUELOS
Plataforma CONSTRUCTIVO Publicidad

La industria de la construcción en México

EXPOCONSTRUCTIVO Publicidad

Publicado hace 2 años

La industria de la construcción en México
Si bien el sector de la construcción ha sido uno de los más afectados en los últimos años, recordemos que viene de un declive muy importante por la burbuja inmobiliaria en EU; este país ha visto un gran repunte en el sector, con una tendencia creciente desde el 2010.

Si bien el sector de la construcción ha sido uno de los más afectados en los últimos años, recordemos que viene de un declive muy importante por la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos; este país ha visto un gran repunte en el sector, con una tendencia creciente desde el 2010; sin embargo, para las economías latinoamericanas no ha sido del todo bueno

En el caso de México, la industria creció 1.8% durante el 2016, de acuerdo con cifras mostradas por el Inegi; para el 2017 los datos anules mostraron una disminución de -4.1% en las empresas constructoras a pesar de los recursos liberados por el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), derivado de los sismos sufridos en septiembre pasado.

Las estimaciones para el 2018 apuntan a un crecimiento moderado de 1.1% y, de acuerdo con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, se espera que el sector tenga un crecimiento de 2.0% en los próximos tres años.

Con base en la Federación Internacional de la Industria de la Construcción, el segmento de la construcción aportó 6.5% del PIB mundial.

Esta federación está constituida por las cámaras nacionales de la construcción de 18 países de Latinoamérica, incluyendo a México, el cual es el segundo participante con mayor ponderación, por debajo de Brasil.

De acuerdo con sus resultados, el crecimiento promedio de la economía en esas 18 regiones fue de 1.3%, con una expansión en la industria de la construcción promedio de 0.6% al cierre del 2016, en donde México representó 25.8% del total, con una tasa de crecimiento de 1.8% en el PIB; para el 2017, esperan que la región (los 18 países) tengan en el sector un crecimiento promedio en el PIB de 2.2%, y para el 2018 sea de 2.8%, mientras que para México el sector tendría un crecimiento promedio en el PIB de 1.7%, para el 2017, y de 2.0%para el presente año.

En México existen diferentes planes de desarrollo que podrían ayudar a este sector en el largo plazo; por ejemplo, el Plan Nacional de Desarrollo, el cual es determinado por el presidente de la República y es utilizado durante su mandato, incluye cinco metas con los objetivos que ayudarán al gobierno federal a cumplirlos. Una de estas estrategias promueve el desarrollo urbano sustentable e inteligente para procurar la vivienda digna de los mexicanos, este modelo incluye fomentar ciudades más competitivas, prosperas, seguras y sustentables.

Por parte de la inversión privada, algunos proyectos que se tienen considerados son: el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, la construcción inmobiliaria residencial, así como el crecimiento de la infraestructura turística, comercial y de servicios.

Sin olvidar el plan de reconstrucción, en donde aún se tiene mucho por trabajar, hasta ahora la ley abre un panorama donde se podrá construir un inmueble de iguales dimensiones al que se tuvo que demoler y se pueda edificar 35% (en cada edificio se tendrá que evaluar el porcentaje adicional) más, con el fin de que la venta de esos nuevos espacios financie el o los proyectos, y ayude a los habitantes a pagar menos.

Por otro lado, también tenemos el programa nacional de desarrollo urbano, el cual es un modelo que fomenta el crecimiento ordenado de las ciudades, haciendo que las distancias no sean un obstáculo para los ciudadanos.

Es importante ver la toma de decisión al adquirir un inmueble, y los factores que transcienden después de los sismos ocurridos. En donde tanto para el habitante como para las aseguradoras, y todos los involucrados al momento de adquirir un inmueble, se podrá solicitar a la inmobiliaria, todos los documentos que respalden que el lugar fue construido con los requerimientos señalados por el reglamento de construcción, así como nuevas disposiciones por parte del reglamento de la Ciudad de México.

Podemos concluir que el panorama para el sector de la construcción se tornará un poco incierto para lo que resta del año, ya que el incremento en los materiales de la construcción, así como el aumento en los precios del cemento en este primer mes del año, podrían impactar el nivel de demanda.

Adicionalmente, las negociaciones del TLCAN, el incremento en las tasas de interés que pueden hacer costosos los proyectos, la inestabilidad del tipo de cambio, y un año de elecciones presidenciales, harán que sea un poco probable que se encuentre un impulsor de corto plazo para la industria de manera local.

Fuente: El Economista

También te puede Interesar

Dos torres, una estructura

Publicado hace 1 hora

Suscríbete al Boletín de Noticias
¿Deseas recibir Información para suscripción a la Revista Constructivo?