ENASEI Publicidad

Chadstone Shopping Centre - El centro comercial más grande de Australia

Publicado hace 1 año

Chadstone Shopping Centre - El centro comercial más grande de Australia
En Melbourne, el mayor centro comercial del continente ha sido renovado y ampliado. En la actualidad, el centro comercial Chadstone, inaugurado en 1960, está cubierto por una construcción de vidrio curvado y arquitectónicamente exigente. Las obras de construcción de la ampliación de 34.000 m² del centro comercial Chadstone comenzaron en 2014; hoy en día, el centro comercial más grande de Australia tiene una superficie total de unos 212.000 m². La estructura recibe hasta 70.000 visitantes al día, que ahora tienen la oportunidad de pasear bajo un impresionante y ondulado techo de cristal curvado.

Todo el trabajo tuvo que llevarse a cabo no sólo dentro de un calendario muy apretado, sino también mientras el centro comercial estaba abierto al público en general. Esta fue una de las razones por las que la capacidad de grúa disponible era muy limitada, lo que también era un factor que había que tener en cuenta para el trabajo requerido en la enorme construcción del andamio. Además, como no fue posible cambiar la fecha de apertura de la zona comercial ampliada, el calendario del proyecto resultante fue muy ajustado. Para el contratista de andamios, el mayor desafío era cumplir con este apretado calendario a pesar de la mínima disponibilidad de grúas.

 

Alta flexibilidad para un diseño sofisticado
Los ingenieros de PERI desarrollaron una solución específica para el proyecto en estrecha colaboración con el contratista de andamios Nomad Scaffolding, que se adaptó óptimamente a la extraordinaria geometría y altura de los andamios de hasta 20 m. Era necesario poder alcanzar todos los ángulos de la construcción de acero, así como salvar grandes áreas y asegurar la transferencia fiable de parte de las cargas concentradas. Sin embargo, la construcción del andamio podía realizarse casi exclusivamente con componentes del sistema.

 

PERI UP Flex demostró de forma impresionante su adaptabilidad en este proyecto tan exigente. Gracias a la gran flexibilidad del andamio modular, las cargas generadas por la construcción de la cubierta de acero pudieron transferirse de forma fiable desde todas las áreas y, además, esta solución ofreció puntos de acceso a todas las áreas de la compleja cubierta de acero perfilado, así como a los espacios de trabajo seguros y nivelados. El andamio modular se puede adaptar de forma óptima a casi todas las condiciones locales gracias a la rejilla métrica continua de todos los componentes y a la posibilidad de cambiar la dirección de la plataforma. El andamio modular también se puede montar con gran rapidez gracias a la conexión autobloqueante de la roseta y a la cerradura integrada contra la elevación.

 

"Solución "ligera" para una tarea difícil
Una ventaja especial del andamio modular en el proyecto fue el bajo peso de los componentes individuales del sistema. Una de las razones: gracias a la sección transversal rectangular del travesaño, el andamio alcanza una mayor capacidad de carga con la correspondiente reducción de peso. Como resultado, todos los componentes pueden ser movidos a mano y transportados al lugar de uso. De este modo, los tiempos de espera de las grúas se pudieron evitar, de modo que no se produjeron tiempos de parada a pesar de la menor disponibilidad de las grúas. Esto significaba que toda la construcción podía desmantelarse sin grúa, además de mantener el apretado calendario.

 

Gracias al uso casi exclusivo de componentes del sistema y a una técnica de conexión bien pensada mediante nodos de roseta, se pudo evitar de forma consecuente el largo trabajo de montaje de los tubos y acopladores. Además, gracias a las diferentes longitudes de las piezas a partir de 25 cm, todas las áreas de trabajo pudieron cubrirse completamente con el andamio modular, con total ausencia de huecos, mientras que los obstáculos y los perfiles de acero ascendentes pudieron acomodarse fácilmente y cubrirse prácticamente sin huecos. Para los usuarios del andamio, esto significaba que todas las áreas de trabajo podían ser alcanzadas con seguridad sin ningún peligro de tropiezo. Durante el uso, las barandillas de extremo a extremo y los rodapiés amarillos, así como las cubiertas antideslizantes, garantizaron un alto nivel de seguridad operativa. De este modo se pudieron realizar trabajos seguros y económicos a alturas de hasta 20 m sobre el nivel del suelo en plataformas de trabajo de hasta 85 m de longitud.

 

El plazo previsto para todas las operaciones de trabajo se cumplió de forma segura y fiable: tres días antes de la fecha de apertura, el equipo de andamios desmontó los últimos componentes del sistema.

 

Fuente: Constructivo

También te puede Interesar

Suscríbete al Boletín de Noticias
¿Deseas recibir Información para suscripción a la Revista Constructivo?