Promoción por Suscripción Digital
hidromec Publicidad

“Se necesita brindar créditos baratos para construir más viviendas”

Publicado hace 3 semanas

“Se necesita brindar créditos baratos para construir más viviendas”
El presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO), Arq. Enrique Espinosa, señaló que para concretar este objetivo se requiere, además, una política de vivienda con subsidios y planes de desarrollo urbano en las ciudades. Agregó que el Estado debería contar con un marco normativo diferenciado para responder velozmente a emergencias como la del fenómeno de El Niño costero.

"El sector crece cuando las dos fuerzas que lo mueven, la construcción pública y la privada, son dinámicas. Existen todos los escenarios para que haya confianza en el país y que los inversionistas se sientan cómodos y seguros de invertir en el Perú". 


REVISTA CONSTRUCTIVO (RC): Después de dos años en rojo, la construcción en nuestro país registró el 2017 un crecimiento de 2.2%, ¿cuál es su análisis al respecto?

ENRIQUE ESPINOSA (EE): Efectivamente, en agosto del 2017 el sector recuperó la senda del crecimiento. Fue interesante porque salimos de esa curva descendente. Hacia el final del año pasado, habíamos proyectado un ascenso cercano al 8% para el 2018. Después de todo lo que ocurrió en enero con relación a los problemas de corrupción y lo que desde el termino del verano se veía como tensión política entre los poderes Ejecutivo y Legislativo, la modificamos hacia alrededor del 4%. Creímos que el cambio de Presidente de la República iba a reducir notablemente ese enfrentamiento entre ambos poderes del Estado y ser un camino para acercar los tres niveles de gobierno con la finalidad de que se traduzca en una mayor inversión, ya que si el dinero del Ministerio de Economía fluye adecuadamente para que se ejecuten los proyectos a cargo de los gobiernos regionales y municipales, habrá obra pública y, por consiguiente, crecimiento. Eso es algo que me parece que durante esta gestión (del presidente Vizcarra) debería de ocurrir con mayor facilidad, considerando que tanto el Primer Ministro como el Presidente han sido gobernadores regionales.

 

RC: La inversión pública para este 2018 está apoyada, principalmente, en las obras de reconstrucción…

EE: El Estado tiene que construir y brindar servicios todos los días. Ciertamente, a todas las personas afectadas por el Niño costero debemos devolverles el nivel de confort que deberían tener; hay que terminar de arreglar las carreteras, pistas, y redes de saneamiento de todas las ciudades afectadas.

 

RC: ¿Por qué cree que se esté dando un avance lento de este proceso? Apenas 15% de progreso en un año…

EE: Porque no tenemos mecanismos para atender las emergencias. El Estado compra a través de un marco legal que es la ley de contrataciones. Para CAPECO esta no sirve adecuadamente porque no hace diferenciación entre adquirir un bien terminado, como una camioneta, y mandar a construir un hospital. Ambos son procesos distintos. Además, si a esa dificultad le sumas una emergencia, el Estado no tiene el marco normativo para poder reaccionar rápidamente a esta.  

A eso tenemos que adicionarle la ingeniería. Por ejemplo si se cayó un puente hace falta hacer el diseño de la nueva estructura. ¿Cuánto tiempo toma aprobar esa ingeniería, que se hagan los perfiles de inversión y los términos de referencia de una licitación, se asignen los recursos y se proceda con el concurso para que luego se ejecute la obra? Si queremos reaccionar rápido frente a estos acontecimientos bajo el marco normativo actual es imposible.

 

RC: ¿Qué se necesita hacer para mejorar ello?

EE: El Estado debe tener un marco normativo diferenciado que le permita actuar ejecutivamente en caso de emergencias, por otro lado requiere contar con una modernización del marco normativo para los procesos regulares, que es lo que CAPECO viene pidiendo hace un tiempo. ¿Por qué hubo pobre ejecución?, porque no hay expedientes técnicos, no existe en muchos de los procesos términos de referencia, comités de licitación establecidos y recursos transferidos por parte de la Autoridad de Reconstrucción con Cambios (ARCC) a los gobiernos regionales o municipales.

Ahora, la ARCC viene trabajando en orden, haciendo procesos que cada día irán saliendo, ojalá con transparencia en su adjudicación. La población quiere notar mayores avances, los políticos también, pero la realidad es que la ingeniería es la adición de una serie de procesos.

 

RC: ¿Qué opina del modelo de control concurrente que viene aplicando la Contraloría General de la República a las obras de reconstrucción?

EE: Me parece muy bien en la medida que este organismo no se vuelva una traba. Debemos tener mecanismos que nos permitan solucionar los problemas que se puedan generar y estos siempre aparecen porque hacer una obra tiene una serie de aristas que no están contempladas. Tener a esta entidad acompañando los proyectos sirve para tratar de solucionar esos inconvenientes cuando se presenten.

 

RC: Hay proyecciones positivas para la inversión privada, es decir ya no solo se incrementará el gasto público…

EE: El sector crece cuando las dos fuerzas que lo mueven, la construcción pública y la privada, son dinámicas. Existen todos los escenarios para que haya confianza en el país y que los inversionistas se sientan cómodos y seguros de invertir en el Perú. 

 

RC: Los precios de los metales también aportan…

EE: No podemos olvidarnos que somos un país minero y en la medida que tengamos un ciclo virtuoso de los precios de los metales ello es muy positivo. Debemos aprovechar eso porque ese escenario genera mayores impuestos e inversión en infraestructura.  El desarrollo de nuevos proyectos mineros redunda en la construcción.

 

RC: ¿Cómo ha enfrentado CAPECO el escándalo de corrupción reciente, teniendo en cuenta que varias empresas constructoras involucradas eran parte del directorio?

EE: CAPECO tiene una Junta de Ética que ha ido citando a los asociados expuestos mediáticamente para que informen de estos problemas. A parte de eso esperará a que se pronuncie el Poder Judicial. En la medida que este poder del Estado haga diligentemente su trabajo y se manifieste con relación a todos estos asuntos, la Junta de Ética podrá terminar sus procesos y tomar decisiones en donde habrá recomendaciones en algunos casos y sanciones en otros.

 

RC: Esto es tanto en el caso Lava Jato como el del Club de la Construcción…

EE: En todos los casos. La Junta de Ética opera a través de un código y un estatuto y simplemente tenemos que esperar el pronunciamiento del sistema de justicia nacional.

 

RC: ¿Cree que el Decreto de Urgencia 003 (DU 003) puso freno al sector?

EE: Yo no creo que paró todo. Este decreto se encontraba dentro del marco de un problema puntual que no es la contratación pública total del país. No confundamos. El Perú necesita tener una política de inversiones en infraestructura, vivienda, escuelas, comisarias, hospitales, etc.; esa es la estrategia que debe regir en un país para determinada cantidad de años. Otro asunto es que una serie de obras del pasado hayan estado inmersas en corrupción. No podemos mezclar los dos problemas. Entonces, ¿se generaron muchos inconvenientes?, claro que sí, ¿el DU 003 ayudó a solucionarlos? No.

Ahora la Ley Nº 30737 que lo reemplaza es buena. Debemos terminar de analizar su reglamento que nos va a servir para unos casos que están descritos, y eventualmente no para otros que también están señalados. Si hay políticos que dicen que esta ley es la solución a todas las dificultades de inversión pública, están equivocados. Pienso que sí lo es para un grupo de problemas puntuales, mas no para el retraso de inversión en infraestructura.

 

RC: Hay una propuesta legislativa de utilizar el 80% de la Compensación por Tiempo de Servicios (CTS) para la adquisición de viviendas, ¿qué le parece?

EE: La CTS fue creada con una intención específica; por otro lado, promover la vivienda tiene un propósito particular y debería ser una política de Estado que no necesariamente va a funcionar o crecer con la utilización de la CTS. El Estado tiene que ser cuidadoso con sus políticas y planteamientos, no vaya a ser que ocurra algo similar a lo que planteó el gobierno del presidente Humala con el leasing inmobiliario, que al final no funcionó. Acordémonos que se dio una norma para utilizar parte de las aportaciones de AFP para adquirir una vivienda y no ha traído un resultado interesante, ni ha dinamizado al sector o logrado todo lo que los políticos dijeron. Hoy día ya le hicimos un hueco al sistema previsional, ¿queremos seguir haciendo huecos a los sistemas que protegen a los empleados por no tener una adecuada política de vivienda? Hay que pensar las cosas con claridad y calma.

 

RC: ¿Qué propuestas se podrían presentar?

EE: Si queremos promover la vivienda hay muchas propuestas que hace años va propiciando CAPECO, que no necesariamente van por consumir el ahorro de la CTS. Por otro lado, solo un porcentaje pequeño de la población que está empleado formalmente cuenta con esta. El problema es más grande y necesita de soluciones mejor articuladas. Es muy probable que las personas que tienen CTS y cuentan con ingresos formales ya tengan vivienda, entonces ¿a quién queremos llegar?

 

RC: En la época de apogeo de la construcción se llegaron a ejecutar hasta 45,000 viviendas al año en el Perú, sin embargo otros países de la región como Colombia o Chile construyen actualmente arriba de las 100,000, ¿qué hace falta para acercarnos a ese nivel?

EE: Se necesita una serie de cosas, como por ejemplo un crédito hipotecario barato. Un ciudadano promedio en Chile accede a una vivienda a una tasa del orden de 6% y en el Perú a 12%. Si abaratamos los costos de las tasas y los créditos hipotecarios, podremos llegar a más personas. Por otro lado, necesitamos políticas de subsidio adecuadas, porque se le debe dar casa a quien no la tiene y este es, normalmente, quien más ayuda necesita.  También requerimos elementos para poder desarrollar vivienda, es decir que el Gobierno invierta en planes de desarrollo urbano de las ciudades para que haya terrenos que tengan servicios públicos, calificación de suelo urbano, etc. El problema es que no existe eso: hay poco suelo con calificación urbana y servicios públicos, que cada vez van costando más, lo cual impacta directamente en el precio de la unidad.

 

FORMALIZACIÓN 

 

RC: ¿De qué manera CAPECO aporta a la formalización?

EE: Para CAPECO este es uno de sus pilares de lucha. La informalidad le genera un costo enorme al Perú todos los días, además ante un desastre natural este se incrementa aún más. Por ejemplo, si tuviéramos un sismo de la magnitud de los que tuvo Chile, Lima no reaccionaría como lo hizo Santiago u otras ciudades de ese país. La destrucción de viviendas allá fue mínima frente a lo que se construye, esto se debe a que las edificaciones se hacen de modo formal.

Hace un año y medio ocurrió el fenómeno del Niño costero, y ahora vemos el costo que significa para el país porque no planificamos bien. La informalidad ataca a los más vulnerables.

La gente con menos recursos construye de manera informal y eso le ha generado un mayor costo que a los formales. Por ejemplo, brindar agua y desagüe a una familia ubicada en un proyecto planeado y estructurado como Collique, cuesta 10 veces menos que a otra situada en un asentamiento humano.

 

RC: Se incrementó el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a los combustibles, ¿esto va a impactar en la construcción?

EE: Sin duda. Muchas industrias para producir sus materiales necesitan combustible, por lo que habrá un incremento en el costo de fabricación. Luego todos estos productos se deben distribuir y llegar al punto de construcción. Ahora, ¿qué combustible utiliza nuestro rubro? ¿Está sujeto a la subida del impuesto? No lo sé puntualmente, pero lo que es evidente es que como concepto si va a traer un mayor costo.

 

RC: ¿Cuánto ha avanzado el sector en cuanto a innovación tecnológica?

EE: Se ha progresado, pero se puede hacer mucho más. Por ejemplo, estamos un poco atrasados con el BIM, cuya implementación debería ser una política de Estado para que todos los expedientes técnicos de cierto volumen se hagan bajo esta tecnología. La innovación es importantísima en los procesos de ingeniería y tenemos que fomentarla. También hay que considerar productos nuevos, sistemas constructivos, procesos para la mejor utilización de horas hombre, etc. La construcción es una actividad bastante artesanal porque se hace a mano. Hay mucho espacio para implementar una serie de innovaciones.

 

Otras Entrevistas

Suscríbete al Boletín de Noticias
¿Deseas recibir Información para suscripción a la Revista Constructivo?