Plataforma CONSTRUCTIVO Publicidad

Humberto Nadal: “Estamos estudiando la ampliación de nuestra planta de cemento en Pacasmayo”

Publicado hace 2 semanas

Humberto Nadal: “Estamos estudiando la ampliación de nuestra planta de cemento en Pacasmayo”
Cementos Pacasmayo decidirá este año la ampliación de su planta pionera en el norte del país. Destinaría entre US$220 millones y US$280 millones a las obras.

Cementos Pacasmayo (Grupo Hochschild) inició hace tres años una transformación cultural que la ha llevado a diversificarse. “Pasamos de vender un producto (cemento) a vender un servicio”, explica a Día 1 Humberto Nadal, CEO de la cementera.
Hoy, anota, sus soluciones constructivas representan el 15% de sus ventas. Sin embargo, sigue alentando el ‘core’ de su negocio: la producción de cemento.

¿La industria cementera se detuvo en la primera ola de COVID-19?
Totalmente. Nosotros paramos las tres plantas de Piura, Pacasmayo y Rioja desde el 14 o 15 de marzo. Y estuvieron paradas al 100% hasta mayo (del 2020).

Entendemos que eso trajo muchas problemas para otras industrias. ¿Cómo tomaron esto en Pacasmayo?
Pacasmayo es una empresa que siempre acata lo que el Gobierno dice. Este dijo que había que cerrar y cerramos el mismo día que lo dijeron.

Sin embargo, lograron crecer 14,2% en el tercer trimestre. ¿Cómo les ha ido al cierre del 2020?
Lamentablemente, tenemos ciertas limitaciones para hablar de eso porque somos una compañía pública que cotiza en Nueva York (recién vamos a oficializar el anuncio esta semana). Pero, en base a lo que hicimos en el tercer y cuarto trimestre, podemos decir que hubo una recuperación muy potente que hizo que el 2020 tenga cifras muy parecidas a las del 2019, lo cual fue algo ‘contraintuitivo’ luego de estar dos meses parados.

¿Esa recuperación estuvo asociada a la reactivación económica en el norte del país?
Sí. De hecho, en el tercer trimestre del 2020 tuvimos dos meses que fueron récords históricos [de ventas] para la compañía. Pero, efectivamente, la reconstrucción en el norte vino muy potente, acompañada por la reactivación de varias obras de tamaño mediano.

¿Fue el único factor o hay otros?
Hay factores de mercado y de la compañía. La autoconstrucción, que representa el 75% de nuestras ventas, fue un factor de mercado. Este sector actúa como un acordeón, en el sentido de que cuando lo abres se expande muy rápido. Y por el lado de la empresa, tuvo mucho que ver nuestra transformación digital y cultural, que no solo nos ha llevado a proveer cemento sino también soluciones constructivas.

TRANSFORMACIÓN DIGITAL Y SOLUCIONES CONSTRUCTIVAS

¿Cuánto se ha digitalizado la empresa?
Yo creo que la digitalización tiene un paso previo que es la transformación cultural. Si digitalizo una empresa obsoleta, lo que voy a conseguir es una empresa obsoleta digitalizada. Por eso, en el 2017 cambiamos la visión de la compañía, de ser una industria que vende cemento a ser un proveedor de soluciones constructivas que se anticipa a las necesidades de sus clientes. Es decir, que pasamos de vender un producto a vender un servicio.

¿Cómo ha crecido el negocio de soluciones constructivas?
Desde el año 2020 el 15% de nuestras ventas son soluciones constructivas. La idea es simple: si alguien compra 20 bolsas de cemento, se entiende que lo que quiere es construir un nuevo cuarto y no consumir cemento. Por eso decidimos transitar a brindar soluciones, y es así que hoy hacemos casas, viguetas y puentes. Por ejemplo, ahora vendemos tuberías submarinas a Petro-Perú, que antes no vendíamos.

¿Qué piensan lograr con esta línea de negocios?
Hacia el 2025 creemos que esto puede llegar a ser el 50% de las ventas de Pacasmayo. Es un objetivo ambicioso, pero creemos que se puede cumplir.

¿Tienen un estimado de cuánto van a invertir este año?
Nuestro Capex de sostenimiento esta alrededor de los US$25 millones. No prevemos una cifra mayor.

¿Eso significa que no planean nuevas inversiones?
No por ahora. La planta de Piura todavía es bastante nueva. La hicimos hace tres años. Pero ya estamos estudiando la ampliación de [la planta de] Pacasmayo. Es un proyecto que vamos a estudiar en lo que queda del año. En este momento estamos en la etapa de estudio conceptual.


AMPLIACIÓN DE PACASMAYO

¿De qué trata el proyecto?
La idea es montar una planta importante, en realidad, una ampliación. Pero si las cosas siguen como pensamos la probabilidad de que ampliemos la planta de Pacasmayo es muy grande. La idea es hacer un ‘brownfield’ que implica un nuevo horno con más tecnología y capacidad de producción. Yo diría que es muy probable que esa decisión se tome en los siguientes meses.

¿Tienen alguna métrica de cuánto podría crecer la producción de Pacasmayo con esta inversión?
No hemos decidido todavía la capacidad del horno, pero debería estar entre 1,5 a 2 millones de toneladas de ‘clinker’. Calculo que la inversión va a suponer unos US$220 o US$280 millones.

¿Y el financiamiento, han pensado como cerrarlo?
La empresa es muy sólida. Estamos muy ‘desapalancados’. Tenemos posibilidad de endeudamiento con programas de bonos y con banca local. Esta inversión la deberíamos acometer sin mayores inconvenientes con recursos propios, más un poco deuda.

¿Y han determinado cuánto demoraría la construcción?
Aproximadamente unos 24 a 26 meses. Es complicado. Parte de la decisión depende de la situación sanitaria. Acometer un proyecto de este tipo en estas circunstancias lo hace muy complejo. La necesidad está allí. La voluntad de hacer inversión también.

CABLE A TIERRA

1. Cementos Pacasmayo es la segunda cementera más grande del Perú. Inició operaciones en 1957.
2. El consumo interno de cemento viene creciendo a tasas de dos dígitos desde el fin de la cuarentena en 2020.

 

El Comercio
 

Otras Actualidades

Suscríbete al Boletín de Noticias
¿Deseas recibir Información para suscripción a la Revista Constructivo?