UNI CARRIER Publicidad

JEAN PIERRE FONTANOT:

Publicado hace 3 semanas

JEAN PIERRE FONTANOT:
“BUSCAMOS CONSTRUIR 4,500 VIVIENDAS EN CATACAOS PARA LAS FAMILIAS AFECTADAS POR EL NIÑO COSTERO”

El gerente general del Grupo Altis dijo que solo esperan reglamentación adecuada de los bonos Techo Propio para poner en marcha la construcción de los inmuebles.


REVISTA CONSTRUCTIVO (RC): ¿Dónde está ubicado este proyecto y a quienes va dirigido?

JEAN PIERRE FONTANOT (JPF): Este un proyecto para el programa Techo Propio, apuntado a apoyar en la reconstrucción. Como sabemos una parte de los distritos que están colindantes con el rio Piura han sido inundados, en especial Catacaos, y que el gobierno actualmente está trabajando el padrón de damnificados, que tendrá entre 30,000 y 40,000 damnificados que serán reubicados a zonas donde no haya riesgos o existan riesgos mitigables. Hoy en día Catacaos, que es la parte agrícola, tiene riesgos no mitigables y zonas vulnerables contra inundaciones. En ese sentido nosotros evaluamos una serie de terrenos y finalmente adquirimos uno cerca de la carretera Piura-Chiclayo. Apostamos por hacer un proyecto cerca de dicho distrito, próximo a su población para tratar de tener cierta sinergia con la ubicación actual en donde viven.

Tenemos un terreno de 600 hectáreas pero 100 son las que queremos desarrollar.  Nuestro proyecto se basa en poder brindar entre 4,000 y 4,500 viviendas de interés social de tipo Techo Propio.

 

RC: ¿Qué se necesita para iniciar la construcción y venta?

JPF: Estamos a la espera de que el gobierno termine de definir el reglamento del bono Techo Propio, donde se precise la normativa específica en cuanto a reubicación, monto del bono, núcleo familiar, etc.

El gobierno no solo debe dictar la normativa correcta sino también aprovechar la oportunidad de que se van a crear ciudades satélites y a edificar potencialmente entre 30,000 a 40,000 mil viviendas, que es un número muy importante en una ciudad. Que cultive la oportunidad para zonificar, diseñar y brindar los servicios básicos para que no se vuelva esto un problema como en Lima. Estamos listos para edificar, pero también a la espera del procedimiento. El problema es que con tanto escándalo político la gente se va olvidando de los damnificados, y puede ser que esto se transforme en otro Pisco, donde la gente está olvidada y nunca llega la ayuda. Esperamos que ahora Pablo de La Flor pueda encarrillar los esfuerzos. Estamos seguros que lo va a hacer.

 

RC: ¿Este es un proyecto que se pensó luego del fenómeno o es que ya lo tenían en mente?

JPF: Estábamos desarrollando otro proyecto en Piura que hemos decidido postergarlo para darle prioridad a este. Tenemos 600 ha de parcela que originalmente estaba pensado para urbanismo a futuro. Ahora hemos dado preferencia a una porción de aproximadamente 100 hectáreas, que nos permitiría con lotes de 120m² hacer casas de 27m² y edificar entre 4,500 a 4,800 viviendas, aunque eso va a depender mucho del área comercial que iremos diseñando. Ya contamos con zonificación, factibilidad de agua y luz, un proyecto que ya ha sido urbanizado anteriormente, es decir estamos listos para empezar los trabajos. Es un proyecto de aproximadamente S/100 millones y esperamos poderlo ejecutar pronto.

Este es un plan muy interesante porque finalmente tienes un beneficio social importante. En el plano arquitectónico también es atrayente porque terminas diseñando distritos completos, y nosotros como Altis es justamente lo que hacemos, nos dedicarnos a hacer desarrollos inmobiliarios viendo las cuatro aristas que tiene todo proyecto inmobiliario: la parte comercial, financiera, legal y lo técnico.

 

RC: ¿Cómo fue su desarrollo?

JPF: El terreno ya lo teníamos. Luego del fenómeno climático estuvimos muy interesados en participar de la reconstrucción y en poder ayudar, siempre con la óptica de un privado aunque para este caso en particular dependemos mucho del gobierno, de que la normativa esté clara. Para este proyecto juntamos inversionistas externos, entonces, no podemos ejecutar la obra hasta que no estén las reglas definidas.

 

RC: En este caso nos habla de S/100 millones soles en inversión, ¿esto que considera?

JPF: Esto considera todo: el monto de la obra, del terreno, etc.

 

RC: ¿Cuántas personas habitarían cada vivienda?

JPF: Depende. El gobierno lo define como núcleo familiar que puede ser, por ejemplo, una pareja, una abuela con su hija, con su nieta, etc., es muy variado y hay formas de calificar distintas. Los requisitos al día de hoy son que no tengas una vivienda previa, o que no hayas recibido un bono previo del Estado. Hay una serie de requerimientos.

Digamos que la vivienda vale, por ejemplo, S/65,000, y si el bono fuera S/58,000 soles, que es justamente lo que falta definir, a lo que quedaría por financiar se le aplicaría una cuota inicial que es lo que el propietario tiene que otorgar.

El comprador debe tener, por lo menos, un 10% de cuota inicial, a eso hay que financiar el resto y acá es donde entran las cajas locales o un banco local, donde costea a una tasa de interés, normalmente un poco más alta pero por el nivel socioeconómico es un poco más bajo, y lo financia a 5 o a 10 años. La idea es mantener una cuota mensual que sea accesible para todos. En este caso tiene que ser entre S/200 y S/450 como núcleo familiar; eso creemos que es accesible por cualquier persona o familia que reciba 12 sueldos mínimos.

Hay que señalar que el gobierno ha cometido varios errores, pues ha edificado viviendas temporales en terrenos con problemas judiciales, y ofrecido terrenos con más de 200 m2, algo que para el programa Techo Propio es inadecuado. Los ha brindado porque los pobladores de Catacaos han perdido su típica casa chacra, de importante área. Su hogar es de una condición muy baja, pero como terreno es amplio lo que le permite tener un ganado que lo ayude a subsistir.

 

RC: Los costos serían bastante accesibles, ¿esas son proyecciones definidas por ustedes?

JPF: Sí, aunque depende mucho del bono que otorgue el gobierno, actualmente es de S/32,400 y se dice que se va a incrementar a un 51% adicional para los damnificados del Niño Costero, pero no se sabe a ciencia cierta, ya que podría ser 60 % o 70%, incluso en algún momento se habló de S/ 80,000. El gobierno ha dado señales mixtas porque ha hablado de varios números, entonces desde nuestra perspectiva no podemos tomar decisiones si no sabemos cuál va a ser el bono. Nuestros costos dependen de eso.

 

RC: ¿Por qué eligieron Catacaos y no otras zonas siniestradas?

JPF: Elegimos Catacaos por varias razones, si ves Piura esta es una ciudad dividida entre tres carreteras importantes: la carretera que va a Paita, la de Sullana y la de Chiclayo. Dentro de lo que vendría a ser el anillo y estando a un límite de aproximadamente 10 minutos de la ciudad, sin alejarnos mucho, en un radio de 6 o 7 km, tratamos de buscar zonas cercanas que funcionen para ese tipo de proyectos que necesitan terrenos más económicos. Queríamos un emprendimiento cerca al lugar donde los damnificados vivían o a su centro de trabajo.

 

RC: ¿Cuántas familias que han perdido su vivienda pueden sentirse atraídas con esta iniciativa?

JPF: El gobierno ha hablado de que hay entre 30,000 y 40,000 damnificados solo en Piura. Significa que ni sumando todos los proyectos que hay vigentes en la ciudad se lograría satisfacer esa demanda. Muchas empresas entrarán a construir, porque atender ese requerimiento va a ser difícil; aun así tienen que ser planes muy específicos porque la gente que ha sido más golpeada ha sido la más pobre que busca proyectos que estén dentro de su acceso financiero.

Tenemos un potencial máximo de 4,800 familias para atender, evidentemente es un proyecto que se ejecutará por etapas según la demanda. Tenemos la intención de empezar con 1000 viviendas en una primera etapa y dependiendo de eso seguir con la segunda y tercera fase. Existe la idea de ampliarnos hasta 600 ha, pero eso depende mucho de la economía local y del requerimiento que pueda existir.

 

RC: ¿Estas viviendas qué características poseen?

JPF: Son casas sobre lotes de 120 m². Edificaremos una vivienda de 27 m², con dos habitaciones, un baño común, y sala-comedor-cocina -todo integrado-. Se proyectará en una arquitectura en el segundo piso un tercer, cuarto y quinto dormitorio que podrán ser ejecutados. Se les entregará un primer piso y después ellos pueden optar por ampliar. Por tradición las viviendas de interés social terminan albergando algún tipo de negocio en el primer nivel y en el segundo los espacios para la familia; pensando en ello nosotros diseñamos el bloque hacia atrás dejando un espacio de retiro adelante. De esta manera haremos que la ciudad sea más parecida a una normal, donde la gente construye su espacio como desea.

Este tipo de proyectos tiene pocos detalles pero muy importantes porque como todo se cuantifica, se contabiliza al centímetro. Son iniciativas de poco margen donde se busca dar la mejor calidad de vida, al mejor valor. Para nosotros es un reto poder diseñar la casa con los mejores acabados posibles.

 

RC: ¿Qué sistema constructivo se empleará?

JPF: Estamos evaluando qué sistema utilizar. Tenemos que tener en cuenta qué se adecua más a la población.

 

RC: ¿Cuáles serán los costos por metro cuadrado?

JPF: Tenemos pensado invertir entre S/850 y S/900 por m² de construcción. Eso son nuestros costos, al valor de la vivienda tienes que añadirle el costo del terreno, de urbanizar, gastos administrativos, financieros, y legales… hay una serie de detalles que van por encima de ese monto.

 

RC: ¿Hablamos de viviendas con un costo por debajo de los S/70,000?

JPF: Nosotros pensamos ofrecer una vivienda, dependiendo del costo de la misma, que tenga un precio entre S/55,000 y S/70,000. El precio de venta al público puede estar en ese rango y va a incluir el costo del terreno, es decir sus 120 m², más la edificación de su casa de 27m2 –techado- con conexiones de agua, luz y desagüe, etc.  

 

RC: ¿El proyecto tiene cercanías a vías de comunicación importantes?

JPF: Tenemos más de un kilómetro y medio de fachada frente a la carretera por lo que no requerimos avenidas secundarias. Todas las vías al interior del proyecto van a ser diseñadas y ejecutadas por nosotros.

 

RC: Este tipo de emprendimientos tienen un margen bajo de ganancia…

JPF: Bordea el 10%, y es ahí donde nosotros tratamos de maximizar el valor de nuestra inversión, siendo muy creativos en cómo edificamos, en nuestros procesos, en la compra de insumos… tratamos de ser lo más cautos en nuestros gastos.

 

RC: ¿A cuanta distancia se encuentra del centro de Piura?

JPF: A 7 kilómetros, a menos de 20 minutos del centro de Piura, sin embargo es un proyecto dirigido al distrito de Catacaos, principalmente.

 

RC: ¿Cuándo empezarían las obras de edificación?

JPF: A penas el gobierno defina la reglamentación, pues nosotros queremos empezar cuanto antes. Es una gran oportunidad para las familias que han perdido sus viviendas, con un bono importante que el gobierno otorgará por haber sido damnificado por el fenómeno de El Niño Costero.

 

RC: Además de este proyecto supongo que hay otros desarrolladores con planes similares…

JPF: Hay varios, listos para hacer obras. Entre más proyectos haya es mejor, porque la competencia es buena, eso hace que nuestro producto tenga bastante sentido. Habrá suficiente demanda para que todos los planes inmobiliarios tengan éxito siempre y cuando el Estado ponga las cosas claras.

Otras Entrevistas

Suscríbete al Boletín de Noticias

¿Deseas recibir Información para suscripción a la Revista Constructivo?